La danza es quizás la metáfora más utilizada para referirse al movimiento del universo que nos rodea, – la danza cósmica -, una imagen que sugiere belleza y energía, harmonía y amorosidad.

Sin embargo, a veces tenemos la sensación interna de haber perdido el paso, y que, por alguna razón, estamos condenados a bailar fuera de ritmo.

Danzar la Vida es nuestra propuesta para volver a acceder a la Sabiduría Vital. A través del movimiento y del cuidado, de la regresión y la presencia nos abrimos a ir mas allá de nuestro yo superficial para ser danza con la Vida.