Escuela Biodanza Barcelona

5ta formacion flyer“El éxito pedagógico y terapéutico de la Biodanza se debe a sus efectos sobre el organismo como totalidad y a su poder de rehabilitación existencial’
Rolando Toro

La Escuela de Biodanza  Barcelona – Sistema Rolando Toro nació en 2004 como fruto de un largo trabajo con la Biodanza en Barcelona, que se inició a principios de los años 90.

Nuestra propuesta es formar una escuela abierta reflexiva, viva y coherente con aquello en lo que creemos.

Su director, Luís Otávio Pimentel, es facilitador didacta con más de 25 años de experiencia dentro del Movimiento Biodanza y fue formado directamente por Rolando Toro, creador de este sistema.

La Escuela de Biodanza de Barcelona SRT, inicia el 16 de enero de 2016 su quinta promoción de formación de facilitadores.

Nuestra experiencia nos hace plantear una formación teórico vivencial integrada donde se potencie la convivencia grupal y los vínculos afectivos entre las personas. Serán encuentros de un fin de semana al mes en Barcelona y dos residenciales en una Masía Rural La Plana en Santa Maria d’Oló.

Entendemos Biodanza como un sistema de desarrollo humano e integración afectiva que propone un cambio de paradigma, una manera de mirar y comprender el mundo basada en cuidado y la ternura. Desde este enfoque, Biodanza es una herramienta transformadora  de integración personal y social, aplicable a la promoción de la salud física y emocional.

Nuestra formación esta orientada a personas que deseen cursar un camino de transformación personal, así como a profesionales del área de la salud, del trabajo social, educación u organizaciones que deseen profundizar en sus respectivas áreas desarrollando a lo largo del proceso las habilidades necesarias para acompañar procesos individuales o de grupo.

Nuestra metodología de trabajo se basa en la integración entre la Pedagogía Vivencial, la ecología humana y el acompañamiento emocional, con el objetivo de integrar los tres ejes de la formación: la comprensión teórica, la excelencia práctica y la madurez emocional de las personas formadas en nuestra escuela.